Saltar al contenido

Pérez y la controvertida defensa de la acusación constitucional que apunta a Desbordes: «He ordenado no perseverar

Ante las calumnias promovidas por los parlamentarios de la oposición, el jefe del Interior aseguró que "ninguna autoridad gubernamental ha cometido ninguna transgresión", apuntando principalmente a la huelga de camioneros y a la caída de un menor en el lecho del río Mapocho.

Pérez y la controvertida defensa de la acusación constitucional que apunta a Desbordes:

Pérez y la controvertida defensa de la acusación constitucional que apunta a Desbordes: "He ordenado no perseverar

La defensa de la acusación constitucional contra el Ministro del Interior Víctor Pérez desató una gran polémica después de que el documento señalara la responsabilidad de los carabineros por la actuación de los mismos en el estado de catástrofe.

Según el documento, los instigadores de la calumnia cometieron «el grave error jurídico de atribuir al ministro acusado la obligación legal de controlar el orden público, desconociendo el texto vigente del Decreto Supremo Nº 104 del Ministerio del Interior y de Seguridad Pública, de 18 de marzo de 2020, que declara «el estado de emergencia constitucional de una catástrofe por desastre público en el territorio de Chile».

De esta manera, los defensores Mario Rojas y Alejandro Espinoza señalaron que durante el estado de emergencia, los carabineros no dependerían del Ministerio del Interior, sino de los respectivos jefes de la Defensa Nacional, quienes a su vez estarían bajo la autoridad del Ministro de Defensa.

Por esta razón, se hicieron críticas dentro del gobierno y la oposición después de que el documento absolviera al Ministro Pérez de la responsabilidad por los hechos contenidos en la acusación constitucional, en particular la huelga de camioneros y la caída de un joven al río Mapocho como resultado de las acciones de un ex policía para frenar las manifestaciones.

Ante este escenario, el Secretario de Estado declaró a El Mercurio: «Es evidente que este argumento de mi defensa ha causado malentendidos y diferentes interpretaciones de las intenciones de mi equipo de abogados». Por lo tanto, «He instruido a mi defensa para que no sostenga este argumento, que ya fue aclarado en la reunión de hoy (ayer)».

Al afirmar: «No quiero que ninguna frase de mi defensa afecte la unidad del movimiento de centro-derecha, que es uno de los activos de nuestro gobierno y una preocupación privilegiada del Presidente Piñera», también negó la intención de responsabilizar al Ministro de Defensa, Mario Desbordes, por los hechos mencionados.

«Aquí no hay que perder de vista que se trata de una acusación con intencionalidad política y que se ha intentado justificar jurídicamente con una serie de elementos erróneos que parten del análisis de las normas que rigen este asunto», añadió Pérez, quien también aseguró que «nadie, ni el Ministro del Interior ni ningún organismo gubernamental, ha cometido ninguna transgresión».

Hechos Acusados

El Ministro Víctor Pérez se defendió además de los puntos planteados en la demanda por difamación, refiriéndose a las razones que lo llevaron a no aprobar la Ley de Seguridad del Estado contra los camioneros durante la huelga en la que estuvieron durante casi una semana.

En este contexto, el titular del departamento argumentó que «para aplicar la ley de seguridad, es necesario ser cuidadoso con estas regulaciones, que son extremadamente duras. Tanto es así que muchos de los firmantes de la acusación constitucional han expresado en el pasado una serie de objeciones a esta ley. Durante esos seis días (de la huelga), algunos sectores experimentaron inconvenientes, pero no hubo escasez de suministros ni obstrucción total del transporte de pasajeros; hubo algunas obstrucciones parciales y, de hecho, muchas autoridades locales informaron de las violaciones a los afectados.

Y en el caso de la caída de un joven de 16 años del puente Pío Nono, en la que el ex carabinero Sebastián Zamora estuvo involucrado como autor del hecho y fue acusado de intento de asesinato, el ministro Pérez destacó que los funcionarios de la institución habían llevado a cabo un nuevo protocolo ese día.

Según Pérez, ese día «no se lanzarán bombas lacrimógenas, y lo que se hará es contener a las personas identificadas como las más violentas y luego avanzar para arrestarlas. Usted estaba allí cuando, lamentablemente, un oficial de carabineros corrió a arrestar a una persona, y ese incidente ocurrió», concluyó.