Saltar al contenido

Movilh entregó una carta en La Moneda para exigir la renuncia del subsecretario de Derechos Humanos.

Lorena Recabarren fue criticada después de oponerse a la prohibición absoluta de las terapias reparadoras para las personas LGBT. Óscar Rementería acusó que es "inconcebible" que el Gobierno la mantenga en el cargo.

Movilh entregó una carta en La Moneda para exigir la renuncia del subsecretario de Derechos Humanos.

Movilh entregó una carta en La Moneda para exigir la renuncia del subsecretario de Derechos Humanos.

Activistas del Movimiento por la Integración y la Liberación de los Homosexuales (Movilh) llegaron al frente del Ministerio de Justicia el martes para manifestarse en contra de las declaraciones de la Subsecretaria de Estado de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, sobre las terapias reparadoras para personas LGBT.

En el marco de la tramitación de la reforma de la ley Zamudio, la autoridad se opuso a una declaración de la senadora Adriana Muñoz que prohibía las terapias para transformar las orientaciones sexuales o las identidades de género. Su argumento era que «la forma escrita (la indicación) es absoluta, es decir, podría aplicarse a los casos en que se puede contar con el consentimiento de una persona que desea ser tratada, y aquí tenemos un problema, porque estaríamos actuando contra la voluntad de una persona.

Durante la manifestación, el portavoz del Movilh, Óscar Rementería, condenó el hecho de que «cualquier persona a cargo de una organización cuyo objetivo es la protección de los derechos humanos tiene un historial de acciones contra las personas LGBTI que ha llegado a límites insoportables».

«Recabarren ha intervenido en el Congreso Nacional para impedir el avance del matrimonio igualitario, ha impulsado la exclusión de los menores de 14 años de la ley de identidad de género junto con (Hernán) Larraín, ha boicoteado completamente el acuerdo de solución amistosa de los derechos LGBTI que Chile firmó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y por si fuera poco, ayer se pronunció en contra de la prohibición absoluta de las terapias reparadoras. Dondequiera que se mire, Recabarren ha alentado la violación de los derechos humanos de las personas LGBT», dijo Rementeria.

Por esta razón, el grupo dejó una carta al Presidente Sebastián Piñera en el Palacio de La Moneda, rechazando las acciones de Recabarren y exigiendo su liberación.

Además, Movilh recordó el caso de Paula Molina, directora del Observatorio de Participación Ciudadana y No Discriminación (OPCND) de Segegob, que fue destituida en agosto después de lanzar una campaña en Twitter en la que se pedía a la gente que respondiera si «la homosexualidad es una condición o una orientación sexual».

«Se disculpó, admitió el error y fue despedida. Recabarren promueve prácticas abusivas de los derechos humanos de las personas LGBTI, la expone en el Congreso Nacional, no se disculpa, niega lo que dice y se mantiene en la posición gubernamental de velar por los derechos humanos. Es inimaginable y otra explicación de por qué este gobierno es despreciado por casi toda la ciudadanía», dijo Rementeria.