Saltar al contenido

Miles de manifestantes conmemoran el aniversario del estallido social en Piazza Italia

Diferentes organizaciones sociales han hecho llamamientos para una serie de actividades que convergen principalmente en la zona cero de la capital, donde miles de personas han venido a manifestarse, en su mayoría de manera pacífica.

Desde la madrugada de este domingo, grupos de personas se han reunido en diversos lugares de la capital para realizar manifestaciones en conmemoración del primer aniversario de la explosión social en el país.

Varias organizaciones sociales difundieron llamados para una serie de actividades, que se reunieron principalmente en la Plaza Italia, donde miles de personas se manifestaron, en su mayoría pacíficamente.

El primero en llegar fue el colectivo Bordando Dignidad, que llegó con un enorme cartel con el nombre de la renombrada Plaza Dignidad. Después de unas horas, se realizó una excursión en bicicleta hacia el este en el parque de Almagro, además de otras actividades en la zona.

Todo esto en medio de la protección de las tropas de la Prefectura de Control del Orden Público (COP) de Carabineros, que en los últimos días había anunciado que enviaría 40.000 soldados a todo el país. Sin embargo, el personal uniformado se retiró de la Plaza Italia alrededor del mediodía y no intervino.

En este contexto, los manifestantes volvieron a pintar la estatua del general Baquedano, acto que ya se había realizado el viernes pasado y que había sido criticado por varias autoridades.

Más tarde, el intendente de la Recoleta, Daniel Jadue, fue atacado con palos durante uno de los eventos del día en la Plaza Italia. El intendente llegó a la Zona Cero de la capital para manifestarse, pero fue expulsado por la gente que lo alcanzó para reprenderlo.

Después de la hora de cierre, el metro anunció el cierre de algunas estaciones debido a la presencia de manifestantes en la puerta, la red de movilidad informó sobre los desvíos preventivos de las líneas y los carabineros explicaron los desvíos de tráfico.

Durante la tarde se registró un enfrentamiento sin precedentes, en el que participaron abogados de los equipos de fútbol identificados con camisetas y objetos con los colores de los clubes Colo Colo y Universidad de Chile.

Los carabineros también denunciaron el saqueo e incendio de la iglesia de San Francisco de Borja, que actualmente es utilizada por la institución para los servicios de culto. El incidente terminó con cinco prisioneros.

En medio de la pandemia de coronavirus, la gente sigue acudiendo a la Plaza Italia para manifestarse durante el día, que se caracteriza por las manifestaciones pacíficas en varias partes del país.