Saltar al contenido

La escuela negó la admisión de un niño por tener síndrome de Down

La escuela Highlands Montessori le dijo a la familia de Lucas que su hijo tendría problemas después del 5º grado por la trisomía 21. La Superintendencia de Educación pidió la denuncia de este tipo de discriminación.

La escuela negó la admisión de un niño por tener síndrome de Down

La escuela negó la admisión de un niño por tener síndrome de Down

«Me dijeron que Lucas sólo puede llegar hasta 5º grado porque después de eso le será muy difícil», dice Andrés Aránguiz, a quien se lo dijeron cuando intentó ingresar a su hijo en una escuela de Peñalolén.

La escuela Highlands Montessori no dejó a Lucas otra opción que entrar en sus aulas en una reunión de Zoom con unos veinte padres. La respuesta vino después de que dijeron que su hijo de 4 años tiene síndrome de Down. Nunca imaginaron esta reacción.

«Basado en el principio Montessori, cada niño es educado libremente y su progreso en la educación se logra a través de la perseverancia», dice Andrés.

«Trabajas con niños con Asperger, con TEA (Trastorno del Espectro de Autismo), y por qué no con un niño con Síndrome de Down», es la simple pregunta que se hace Francisca Ojeda, la madre de Lucas.

El día después de la reunión, los padres de Lucas dicen que pidieron a la escuela los correos electrónicos de los oficiales de admisión para entender mejor la decisión, información que creen que fue negada. No recibieron una respuesta de allí.

Se quejan de la discriminación en esta institución, donde ni siquiera habrían hecho evaluar a su hijo.

«Lo siento mucho. Pero me lo quitaron rápidamente porque quiero luchar por los derechos de mi hijo y de todos los demás niños con síndrome de Down», añade Francisca.

La Inspección Educativa ha asegurado que este tipo de caso puede ser reportado. «En lo que va de año hemos recibido 26 informes de este tipo. Por lo tanto, se exige a los padres que se pongan en contacto con el Superintendente de Educación si consideran que su hijo está siendo discriminado y no han recibido una respuesta de la escuela», dijo Cristián O’Ryan, Superintendente de Educación.

Por su parte, María Soledad Cisternas, Enviada Especial de las Naciones Unidas para la Discapacidad y la Accesibilidad, afirmó que «la inclusión en la educación es un derecho de todos los niños y jóvenes de nuestro país y está reconocida en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que Chile ha ratificado.

CHV News trató de conseguir una versión de la escuela en los teléfonos y correos electrónicos de contacto, pero no recibimos una respuesta hasta la conclusión de esta nota.

La familia de Lucas está considerando presentar una queja al Superintendente, pero también otras acciones legales para evitar que estos incidentes vuelvan a ocurrir.