Saltar al contenido

«Es lamentable que sólo la mitad de la mitad se baje»: Los parlamentarios reaccionan a la reducción de la dieta

Si bien lo más apreciado es que se trata de un paso adelante, también pidieron más medidas para que los recortes en el Congreso puedan beneficiar a las personas afectadas por la crisis.

"Es lamentable que sólo la mitad de la mitad se baje": Los parlamentarios reaccionan a la reducción de la dieta

El Consejo Superior de la Administración Pública confirmó este martes que la reducción temporal de la dieta del Parlamento y de los ministros será del 25% y la del Presidente de la República del 10%.

La noticia provocó varias reacciones, desde los que acogieron con agrado la medida hasta los que afirmaron que parecía insuficiente.

El último caso fue el de Diego Ibáñez (CS) quien dijo que «es lamentable que sólo la mitad de los salarios del Parlamento se recorten si seguimos estando entre los diez primeros países en términos de salarios. Sigue siendo 22 veces más alto que el salario mínimo.

La congresista Marcela Hernando (PR) dijo que si bien este era un primer paso, no sería el último, y pidió que «los gerentes de empresas públicas, ejecutivos y miembros de algunos consejos de administración se incluyan en la reducción». También pidió que se revisara la propuesta de reducir el número de parlamentarios y que hubiera una sola cámara.

Por parte del gobierno, el diputado Juan Antonio Coloma (UDI) lamentó «que el Frente Amplio, el Partido Comunista y la oposición en general se hayan negado a incluir en esta reforma una revisión de la asignación de los parlamentarios.

Su compañero de partido Jorge Alessandri destacó que «en este momento en que los recursos presupuestarios son limitados, en que estamos en una crisis importante, en que tenemos que acudir en ayuda de los sectores más débiles, es más importante que nunca que el Estado ahorre hasta que duela».

Por la misma razón, señaló que «hemos pedido que no se reajusten los salarios del sector público este año, salvo los de quienes ganan menos de 750.000 pesos, para poder dar una bonificación a los funcionarios de la salud pública, y sólo esto permitirá ahorrar más de 1.000 millones de pesos para financiar un nuevo ingreso familiar de emergencia (IFE)».

El congresista Giorgio Jackson (DR) recordó que cuando se unió al Congreso, la bonificación era 40 veces el salario mínimo. «Nos trataron como populistas y demagogos», dijo, y añadió que «fue la erupción del 18-O la que nos permitió avanzar en esta reducción, y en la Asamblea Constituyente podremos poner fin a estos absurdos privilegios».

Gabriel Boric (CS) añadió a sus palabras que la reducción del 25% «no es la cantidad que queríamos (50%), pero no hay duda de que es un adelanto. ¿Por qué? Cuando presentamos el proyecto, el subsidio correspondía a 38,5 salarios mínimos, hoy será de 22».

Estas son reacciones diferentes:

1