Saltar al contenido

El Superintendente de Electricidad explica cómo calcular los cargos de electricidad donde no se puede medir el consumo —————– Luis Ávila explicó que en aquellas comunas donde no se puede medir el consumo en los medidores debido a medidas de aislamiento social, se está haciendo una facturación provisional, que corresponde a un uso promedio de los últimos seis meses.

Luis Ávila detalló que en aquellas comunas en que no se puede medir el consumo en los medidores debido a las medidas de aislamiento social se está realizando una facturación provisoria, que corresponde a un promedio de uso de los últimos seis meses.

El Superintendente de Electricidad explica cómo calcular los cargos de electricidad donde no se puede medir el consumo ----------------- Luis Ávila explicó que en aquellas comunas donde no se puede medir el consumo en los medidores debido a medidas de aislamiento social, se está haciendo una facturación provisional, que corresponde a un uso promedio de los últimos seis meses.

El Superintendente de Electricidad explica cómo calcular los cargos de electricidad donde no se puede medir el consumo ----------------- Luis Ávila explicó que en aquellas comunas donde no se puede medir el consumo en los medidores debido a medidas de aislamiento social, se está haciendo una facturación provisional, que corresponde a un uso promedio de los últimos seis meses.

Como resultado de la pandemia COVID-19 y de las medidas de aislamiento social para evitar su propagación, se evitaron muchos procesos, incluyendo la lectura de los medidores para recoger la luz.

En una entrevista con CHV Noticias, Luis Avila, Superintendente de Electricidad y Combustible, explicó que por esta razón, la facturación provisional se está haciendo en muchos municipios.

Esta es una estimación que utiliza el consumo promedio de los últimos seis meses y calcula la elección de la casa con este valor.

Sin embargo, la autoridad señaló que hay problemas en los casos en que lo que se cobra está lejos de lo que realmente se consumió.

«Hay situaciones y quejas de escuelas, restaurantes y peluquerías, por ejemplo, que si se toma su promedio por un período de tiempo en el que han estado poco o nada activos, esto naturalmente causa malestar», dijo.

De esta manera, señaló que hemos pedido a la Superintendencia «que exija a las empresas que habiliten procesos para que quienes se encuentren en estos casos tengan un flujo rápido de estas reclamaciones.

Ávila explicó que en estos casos los clientes también pueden proporcionar la lectura correcta de la luz.