Saltar al contenido

El estudio dice que la pandemia y el confinamiento tendrían un 61% más de niños irritables

Según la información recogida por el Cedep en julio, el 59% de los menores han tenido una rabieta durante el período de cuarentena. Además, sus cuidadores dicen que han tenido más instancias de interacción con ellos.

El estudio dice que la pandemia y el confinamiento tendrían un 61% más de niños irritables

El estudio dice que la pandemia y el confinamiento tendrían un 61% más de niños irritables

La crisis sanitaria causada por el coronavirus ha afectado sin duda alguna a toda la población mundial, ya sea a través de los que están en contacto diario con los infectados o a través de los que aún no se han ido después de meses de cuarentena.

Un estudio realizado por el Cedep (Centro de Estudios de Desarrollo y Estimulación Psicosocial) sobre el comportamiento de los niños durante la pandemia afirma que el 61% de los niños son más irritables.

El propósito de la encuesta era determinar en qué medida la incapacidad de realizar rutinas previamente adquiridas, como asistir a la escuela y todo lo relacionado con ella, ha afectado el comportamiento de los niños. El análisis recogió impresiones durante el mes de julio.

Algunos de los indicadores son bastante positivos, por ejemplo, que sus cuidadores ahora reconocen que están más involucrados en sus actividades de aprendizaje y ocio, los escuchan más y juegan más con ellos.

Pero es el estado emocional de los niños lo que fue una advertencia, como que además de los niveles de estímulo mencionados anteriormente, un 59% más de niños tenían berrinches o «berrinches».

En sí mismo, el elemento que tiende a repetirse en los indicadores más perturbadores es el trabajo de la paciencia, tanto en los padres como en los hijos.

37% también dijo que estaban más tristes.

Permiso para niños y adolescentes

El 18 de agosto entra en vigor el nuevo permiso para que los menores salgan a la calle los martes, miércoles y viernes por un máximo de 90 minutos y en un radio de 1 kilómetro desde su lugar de residencia.

En el estudio dijeron que esta medida es positiva porque proporciona cierto alivio del estrés, pero que es insuficiente.