Saltar al contenido

Tres personas murieron y una quedó ciega permanentemente por envenenamiento con metanol después de beber alcohol en gel.

Los casos se denunciaron en los Estados Unidos durante varias semanas en mayo y, según las autoridades sanitarias, están relacionados con el alcoholismo. La exposición a cantidades significativas del producto químico tóxico puede causar náuseas e incluso la muerte.

Tres personas murieron y una quedó ciega permanentemente por envenenamiento con metanol después de beber alcohol en gel.

Tres personas murieron y una quedó ciega permanentemente por envenenamiento con metanol después de beber alcohol en gel.

Tres personas murieron y una quedó ciega permanentemente por envenenamiento con metanol. Esto, después de beber alcohol en gel en Nuevo México, según la versión de las autoridades sanitarias de la zona.

Otras tres personas están en estado crítico, el Departamento de Salud de Nuevo México dijo en un comunicado. «Se cree que las siete personas se emborracharon con un desinfectante de manos que contiene metanol», dijeron.

Los casos fueron reportados al Control de Envenenamiento de Nuevo México durante varias semanas en mayo y están relacionados con el alcoholismo, dijeron las autoridades de salud. Sin embargo, no proporcionaron más detalles sobre las víctimas o la ubicación de los incidentes.

«Si cree que puede haber usado o consumido un desinfectante para manos que contiene metanol, busque atención médica», dijo la Secretaria de Salud Kathy Kunkel en un comunicado.

«Existe un antídoto para la intoxicación por metanol, pero cuanto antes se trate a alguien por intoxicación por metanol, mejores serán las posibilidades de recuperación», añadió.

Se sabe que algunas personas usan desinfectantes de manos para drogarse debido a su contenido de alcohol. Antes de la pandemia, el desinfectante de manos estaba prohibido en la mayoría de las prisiones por miedo a que los presos lo bebieran o lo usaran como extintor de incendios.

Sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomendaron que las instalaciones consideraran la posibilidad de reducir las restricciones sobre el uso de desinfectantes para manos a base de alcohol para controlar el coronavirus.

Esta semana, la Administración de Alimentos y Drogas pidió que los desinfectantes de manos producidos por una empresa específica no se utilicen debido a la posible presencia de un producto químico tóxico, el metanol.

La exposición a cantidades significativas de metanol puede causar náuseas, vómitos, dolor de cabeza, visión borrosa, ceguera permanente, convulsiones, coma, daño permanente al sistema nervioso o la muerte.