Saltar al contenido

ONU: El riesgo de violencia no justifica la prevención de manifestaciones

El Comité de Derechos Humanos de la ONU emitió una interpretación legal del derecho humano a reunirse y manifestarse. "Las restricciones generales a la participación en reuniones pacíficas no son apropiadas", dijo.

ONU: El riesgo de violencia no justifica la prevención de manifestaciones

ONU: El riesgo de violencia no justifica la prevención de manifestaciones

Los gobiernos no pueden utilizar el supuesto riesgo de desorden o violencia para impedir las manifestaciones pacíficas, dijo el miércoles el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el organismo que supervisa el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Cualquier restricción al derecho de manifestación debe basarse en una «evaluación diferenciada e individualizada» del comportamiento de los participantes. «Las restricciones generales a la participación en reuniones pacíficas no son apropiadas», dijo Christof Heyns, uno de los miembros del comité, que fue citado en una declaración.

El panel de las Naciones Unidas emitió una interpretación jurídica del derecho humano a la reunión y manifestación pacífica, ya sea física o virtual, y enumeró las obligaciones de los Estados a este respecto.

La pandemia COVID-19 plantea uno de los mayores desafíos a la manifestación pacífica, un derecho reconocido internacionalmente y protegido por el Tratado de Derechos Civiles y Políticos (en vigor desde 1976), que ha sido ratificado por 173 países.

En medio de la crisis sanitaria, la necesidad de manifestarse resurgió en varios países, en particular en los Estados Unidos, después de la muerte del afroamericano George Floyd por la policía, un crimen que dio origen al movimiento «Black Lives Matter». La mayor restricción y supresión de este movimiento civil tuvo lugar en los Estados Unidos, con el argumento de que fomentaba la violencia.

«Las referencias generalizadas al orden público y la seguridad o los posibles riesgos de violencia no especificados no son argumentos válidos para prohibir las manifestaciones pacíficas», según el comité, que está integrado por 18 expertos independientes en derechos humanos.

En su opinión, los participantes tienen derecho a usar barbijos o a cubrirse la cara y los gobiernos no deben recoger sus datos personales ni amenazarlos o intimidarlos.

Los gobiernos tampoco deben bloquear la Internet o cerrar sitios web para evitar manifestaciones, dijo el organismo de la ONU.