Saltar al contenido

Cientos de manifestantes tomaron el Congreso de Guatemala y le prendieron fuego

Los diputados no estaban en el hemiciclo y por el momento no se ha revelado ninguna información sobre heridos o muertos dentro de la casa legislativa.

Cientos de manifestantes tomaron el Congreso de Guatemala y le prendieron fuego

Cientos de manifestantes tomaron el Congreso de Guatemala y le prendieron fuego

(EFE) – Cientos de manifestantes tomaron el sábado el Congreso de Guatemala e incendiaron varias oficinas hasta que fueron desalojados por las fuerzas de seguridad y los bomberos que apagaron el fuego.

Los manifestantes más enmascarados destrozaron la puerta de entrada al Parlamento y también las ventanas, lanzaron antorchas de fuego al interior y avanzaron para destruir las instalaciones.

Durante unos 10 minutos, en medio del caos, los manifestantes lograron incendiar parte del Congreso y también destruir todo lo que lo rodeaba.

Los diputados no estaban en la Cámara y hasta ahora no se ha dado a conocer ninguna información sobre lesiones o muertes dentro del Congreso, que se encuentra en el centro de la Ciudad de Guatemala.

Los manifestantes fueron desalojados cuando la policía civil nacional lanzó bombas lacrimógenas, obligándolos a dispersarse y evacuar la calle. Los bomberos vinieron al lugar para apagar el fuego, pero los daños no se conocían en ese momento.

Los pocos minutos del Congreso se desarrollaron en medio de una manifestación que artistas, colectivos y decenas de entidades se habían puesto de acuerdo para este sábado, con el objetivo de rechazar el presupuesto de ingresos y gastos del Estado para 2021, aprobado oficialmente por mayoría en el Parlamento y presentado por el gobierno de Alejandro Giammattei.

Paralelamente, mientras cientos de manifestantes tomaron el Congreso, miles de otros guatemaltecos se manifestaron pacíficamente contra Giammattei, a sólo un kilómetro del Palacio Nacional de Cultura (sede del gobierno).

El presidente guatemalteco respondió a las manifestaciones con un mensaje en sus redes sociales que decía: «Tienen derecho a manifestarse de acuerdo con la ley», pero «no podemos permitir el vandalismo de la propiedad pública o privada».

La apatía contra Giammattei y el Congreso surgió después de que se aprobara el presupuesto el miércoles pasado por la mañana y sin que los 160 diputados tuvieran acceso a él.

El viernes por la noche, después de que Giammattei volviera a aprobar el presupuesto, su vicepresidente Guillermo Castillo dijo en una conferencia de prensa que el país no estaba «bien» e instó a Giammattei a renunciar en conjunto para «oxigenar» la nación centroamericana.