Saltar al contenido

Bolsonaro se desvinculó de las acusaciones contra el senador que fue encontrado con dinero en sus calzoncillos

La Policía Federal encontró 30.000 reales en la ropa interior del parlamentario durante una redada. El presidente dijo que le dará "una patada en el cuello" a cualquiera que practique actos de corrupción.

Bolsonaro se desvinculó de las acusaciones contra el senador que fue encontrado con dinero en sus calzoncillos

Bolsonaro se desvinculó de las acusaciones contra el senador que fue encontrado con dinero en sus calzoncillos

(EFE) – La policía brasileña encontró dinero en los pantalones del senador Chico Rodrigues, aliado del presidente Jair Boslsonaro, durante una operación contra el desvío de recursos durante la crisis sanitaria del Coronavirus, confirmaron fuentes de investigación a los medios locales el jueves.

La policía federal encontró 30.000 reales (unos 5.450 dólares) escondidos en la ropa interior del senador durante una redada el miércoles en su casa de Boa Vista, en el estado amazónico de Roraima (Norte).

La información fue confirmada a los medios de comunicación locales por fuentes que tuvieron acceso a la investigación, la cual permanece en secreto e investiga el desvío de fondos públicos destinados a la lucha contra el nuevo coronavirus.

Rodrigues de los Demócratas (DEM, centro-derecha) y líder adjunto del bloque pro-gobierno en el Senado dijo en una declaración que confía en el poder judicial y probará su inocencia a las autoridades.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro, que recientemente celebró el fin de la corrupción en su gobierno, se distanció hoy de las acusaciones contra Rodrigues, que fue presionado para que renunciara a su cargo.

«Algunos creen que toda esta corrupción tiene que ver con el gobierno. No. Asignamos decenas de miles de millones a los estados y municipios, también hay enmiendas parlamentarias, y de vez en cuando, no es inusual, hay personas que malversan recursos», dijo a un grupo de partidarios el jueves.

El líder del ala ultraderecha brasileña destacó que la Contraloría General de la República (CGU), la agencia de control financiero del estado y la policía federal están involucrados en casos de corrupción.

El día anterior, Bolsonaro también afirmó que «no hay corrupción» en su gobierno y advirtió que «pateará el cuello» de cualquiera que cometa actos de corrupción durante su mandato.