Saltar al contenido

Desde operadores de máquinas hasta empacadores: Trabajos que ya corren el riesgo de desaparecer debido a la automatización

La forma en que la tecnología ha impactado en el mundo del trabajo no es nueva, pero sin duda la velocidad a la que podría ocurrir ya plantea preocupaciones sobre las políticas públicas que surgirán para poder emplear a estas personas.

El empleo es uno de los puntos clave en la planificación de las políticas públicas de cada país. Esta necesidad ha hecho que se preste cada vez más atención al desarrollo del mercado laboral, especialmente con la llegada de la automatización.

En un informe de la empresa consultora McKinsey se examinó el panorama mundial a la luz de los avances tecnológicos ya disponibles y se sacaron algunas conclusiones al respecto.

En primer lugar, fueron capaces de identificar el potencial de automatización de los diversos oficios o profesiones y señalar dónde está el mayor riesgo.

Así, pudieron establecer que los empleos como empacadores u operadores de máquinas ya corren el 100% de riesgo de perder sus puestos de trabajo debido a los beneficios económicos para una empresa de preferir la automatización de ciertos procesos.

A esto le siguen los trabajos de contadores (86%), camioneros (81%), camareros (77%) y carteros (73%).

Los oficinistas (61%), los secretarios ejecutivos (59%), los agentes inmobiliarios (51%) y las gasolineras (50%) tienen un riesgo menor pero igualmente significativo.

En el otro extremo del nivel de riesgo están los deportistas, artistas e historiadores con – hasta ahora – 0% de riesgo. Les siguen los profesores (15%), los reporteros (15%), los abogados (23%) y los médicos (23%).